Etiquetas

Escuela Sabática

Recientes

Navigation

Infantes | Lección 13: Un niñito comparte | 2do Trimestre 2022 | Año A

Infantes | Lección 13: Un niñito comparte | 2do Trimestre 2022 | Año A

Lección 13 de Infantes
UN NIÑITO COMPARTE


Lección Infantes 2do Trimestre 2020

Textos clave y referencias:
MATEO 14:13-21; MARCOS 6:32-44; LUCAS 9:10-17; JUAN 6:1-13;
EL DESEADO DE TODAS LAS GENTES, cap. 39.

Versículo para Memorizar:
“No se olviden [...] de compartir con otros” (Hebreos 13:16).

Mensaje:
Los amigos de Jesús comparten con los demás.



¿Has estado alguna vez lejos de tu casa a la hora de la comida y sin nada para comer? Un día esto le ocurrió a mucha gente. ¡Pero Jesús tenía una sorpresa para todos!

La luz del sol resplandecía sobre el agua mientras un niñito caminaba junto al lago. No estaba solo. Muchas personas de lugares lejanos se habían reunido en la colina para ver a Jesús.

El niñito se escurrió entre la gente hasta quedar delante de la multitud. Escuchó cuando Jesús empezó a contar acerca del amor de Dios. Vio a Jesús sanar a los enfermos.

¡Estaba tan emocionado que el día se le fue muy rápido! ¡Ni siquiera había pensado en su comida! Su madre le había preparado la comida con cinco panecillos de cebada y dos pequeños pescados, pero ni siquiera los había tocado todavía.

Ya casi era la hora de la cena. El niñito escuchó cuando los amigos de Jesús le dijeron:
—¿No crees que la gente ya debiera regresar a sus casas? Es tarde y tienen hambre.


El niñito vio que Jesús no quería que la gente se fuera con hambre. Él dijo algo extraño a los discípulos:
—¡Denles ustedes de comer!

¡Jesús iba a alimentarlos! Los discípulos se miraron, confusos. ¡Había demasiada gente! Se necesitaría gran cantidad de comida para alimentarlos a todos. Uno de los discípulos de Jesús, Andrés, sonrió al niñito y le preguntó:
—¿Qué tienes en tu canasta?
—Cinco panecillos de cebada y dos pequeños pescados. No es mucho, pero puedo dárselos a Jesús.


Entonces el niñito oyó a Jesús preguntar a sus discípulos:
—¿Cuánta comida tienen?
—No tenemos nada —dijo Andrés moviendo la cabeza—. Pero aquí hay un niñito que tiene una merienda que está dispuesto a compartir. Cinco panecillos de cebada y dos pequeños pescaditos. Pero esto no es suficiente para alimentar a toda esta multitud.

Jesús sonrió al niño.
—¡Gracias por compartir tu comida!
—Díganles a todos que se sienten —les dijo Jesús a sus discípulos.

Primero, Jesús oró por los alimentos. Luego, empezó a dar pedazos del pan de cebada y del pescado a los discípulos para que los dieran a la gente. Cada vez más y más pan y pescado salía de la canasta del niñito. ¡El niño no podía creer lo que veían sus ojos!


Tomó buen rato alimentar a toda aquella gente, cinco mil hombres, sin contar a las mujeres y a los niños. Todos comieron hasta quedar completamente satisfechos. Cuando terminaron Jesús dijo:
—Ahora recojan todo lo que sobró.

El niñito miró cuando los discípulos recogieron ¡doce canastas de comida que había sobrado! Era solo un poco de comida para un niñito, pero este niñito quiso compartir. Y Jesús fue capaz de alimentar toda aquella multitud con poca comida porque los amaba.
¿Qué puedes compartir hoy?

 

LECCIONES DE INFANTES
📖 L1 L2 L3 L4 L5 L6
L7 L8 L9 L10 L11 L12 L13

 

Dios les bendiga!!!

Compartir

Postea un comentario:

0 comentarios:

Escribe tu comentario.