Escuela Sabática

Recientes

Navigation

Fe Real | Lección 1: Los dos reinos | 1er Trimestre 2020 | Año A

Lección Fe Real 1er Trimestre 2020, Fe Real 1er Trimestre 2020

Lección 1 Fe Real:
Los dos reinos


Lección Fe Real 1er Trimestre 2020



¡ESOS CHICOS NO!

(Esta es una ilustración y nada más. ¿Qué relación podría tener con las citas bíblicas de la siguiente página?)

«Señor, por favor, no envíes a esos chicos a mi camioneta», pensé; pero al parecer Dios no estaba escuchándome.
Varias veces al año, el colegio dedica un día al servicio comunitario. En mi humilde opinión, ni Kenny ni Chris podían ser considerados «material apropiado» para esta clase de actividades. Y efectivamente, Chris se echó en el asiento y dijo en tono quejoso:
—¿A dónde vamos?
—¿Por qué tenemos que hacer esto? —siguió diciendo Kenny.
Aunque quería decirles otra cosa, respondí tranquilamente:
—Vamos a ir a trabajar al asilo de mujeres maltratadas.
—¿Trabajar? —respondió Kenny extrañado—; yo ni siquiera me anoté para eso. ¡Me parece ridículo!
Sin duda Dios no estaba respondiendo a mi oración. Llegamos al refugio y me reuní con la directora mientras los chicos esperaban ansiosos en la camioneta.
—Necesitamos ayuda para plantar flores y nos gustaría que alguien jugara con los niños mientras las mujeres participan en una sesión de grupo. ¿Cree que su equipo nos podría ayudar con esto?
«¿Equipo? —pensé dudoso—. El par de adolescentes desaliñados, de ropas holgadas y medio dormidos que están en la camioneta son cualquier cosa menos un equipo». Me acerqué entonces a la camioneta y les dije:
—¡Manos a la obra, caballeros! Yo voy a pintar. Kenny, tú vas a jugar con los niños. Chris, tú vas a plantar algunas flores.
Elevé una nueva oración a Dios pidiéndole que dejara de castigarme: «Señor, si me estás escuchando, te pido que...».
En ese momento mi oración fue interrumpida por seis pequeños niños que se acercaron a la camioneta cantando a viva voz. Kenny salió de la camioneta y tuvo que comenzar un verdadero maratón de juegos infantiles. Al alejarse rodeado por los niños, volteó hacia atrás como pidiendo ayuda desesperadamente con la mirada, mientras su mejor amigo lo miraba impotente. Yo simplemente sonreí y le dije adiós.
Chris miró horrorizado las bandejas de flores colocadas junto a las aceras, donde varios metros cuadrados de tierra fértil esperaban ansiosamente su llegada. Después de que se sobrepuso a la impresión, examinó el lugar y comenzó a plantar las flores con esmero.
Cuando llegó el momento de partir, los niños seguían sin separarse de Kenny, quien entre risas los llevaba arrastrando por la grama. Chris se estaba lavando las manos a un lado de la casa cuando las mujeres salieron y se encontraron con el jardín de flores. Pude ver su mirada de satisfacción cuando comenzaron a agradecerle lo que había hecho. Los tres recibimos esa mañana un pasaporte hacia otro mundo. Y creo que yo fui el que más aprendí de toda la situación.

Le doy gracias a Dios por no haber respondido mi oración ese día. —Pastor Troy.

Texto clave
Escoge uno de los textos de la sección del miércoles. Escríbelo aquí y apréndelo de memoria para esta semana.





Domingo
MI OPINIÓN
  • Imaginemos que es nuestro primer día en la escuela secundaria. Vemos algunas caras conocidas, aunque la mayoría de los alumnos son nuevos. Comenzamos a fijarnos cómo se van armando distintos grupos. ¿Con qué grupos nos gustaría hacer amistad? ¿Con qué grupos nos sentiríamos incómodos? ¿En qué se diferencian los grupos con los que nos gustaría estar de los grupos con los que no nos gustaría estar? ¿Por qué crees que estamos tomando una decisión semejante?


Lunes
¿QUÉ TRATAN DE DECIRNOS?

Diferentes personas, diferentes opiniones. Algunos pensamientos que siguen representan los puntos de vista de sinceros ciudadanos del reino de Dios, pero otros no. ¿Puedes distinguir entre unos y otros? ¿En qué se comparan estos pensamientos con lo que Dios dice en su Palabra? Después de repasar los textos de la sección «Dios dice...», escribe un párrafo que exprese tu opinión. Preparémonos para exponer lo que hemos escrito en la Escuela Sabática.


«Alguien dijo: “El que muere con más juguetes gana”. Alguien también dijo: “El que muere con más juguetes, de todas maneras se muere”». —Autor desconocido.

«La pérdida de bienes materiales es un acto de misericordia de Dios, porque nos enseña a ser generosos». —George MacDonald, predicador, maestro y novelista escocés del siglo XIX.

«Nunca presumas saber más que las personas que te rodean. Mantén escondidos tus conocimientos como un reloj de bolsillo. No lo saques para contar las horas, sino para dar la hora cuando te la pregunten». —Lord Chesterfield, escritor británico del siglo XVIII.

«Las mujeres y los hombres sabios de cada gran civilización han mantenido que el secreto de la felicidad no está en adquirir más cosas, sino en desear menos cosas». —Philip Slater, escritor estadounidense contemporáneo.

“«La condición básica de la felicidad en la vida es tener algo que hacer, alguien a quien amar, y algo en que esperanzarnos». —Joseph Addison, escritor británico del siglo XVIII.

«Es mi vida/Es ahora o nunca/No voy a vivir para siempre/Solo quiero vivir mientras esté vivo». —Bon Jovi, en la letra de la canción Es mi vida.

«Cuando veo televisión, me gustaría verme en la pantalla mirándome/Todos queremos ser grandes estrellas, pero no sabemos cómo ni por qué/Pero cuando todos me amen, voy a ser tan feliz como pueda». —Counting Crows, en la letra de la canción Mr. Jones.

«Un hombre puede llegar a ser tan feliz como se lo permita su mente». —Abraham Lincoln (1809-1865), decimosexto presidente de Estados Unidos.

Escribe tu propio pensamiento
«Yo digo que…





Martes
¿Y ENTONCES?

El solo concepto de un «reino» puede parecernos extraño hoy en día. Pero a pesar de que no podemos «tocar» el reino de Dios, podemos tener la seguridad de que es real. Jesús nos diría incluso que es más real que el mundo en el que estamos viviendo. Es real la libertad que sentimos cuando perdonamos a otro. Es real la alegría que sienten las personas cuando dedican sus vidas al servicio en el campo misionero. Cosas como estas hacen que el reino de Dios sea real.

Echemos un vistazo al mundo «real» que nos rodea. La depresión abunda. El suicidio está en ascenso. Consideremos las películas y la música que son populares en estos días. ¿Afirman las personas ser felices, sentirse satisfechas, llenas de alegría, y tener seguridad y propósito en la vida? No. De hecho, la gran mayoría se sienten inseguras y decepcionadas.

A los ciudadanos del reino de Dios también les toca enfrentar muchas cosas, pero la gran diferencia es que están confiados en el futuro. Tienen la certeza de que el sufrimiento algún día cesará. Saben que servir en un reino eterno es mejor que ser reyes en un reino que tiene los días contados. ¿Es posible que tantas personas estén confundidas sobre cuál es el reino real y cuál el temporal? Es obvio que así es, y es por eso que debemos mostrar nuestra ciudadanía donde todos puedan verla.



Miércoles
DIOS DICE…

►Salmo 32: 1, 2
«Feliz el hombre a quien sus culpas y pecados le han sido perdonados por completo. Feliz el hombre que no es mal intencionado y a quien el Señor no acusa de falta alguna».

►Proverbios 16: 25
«Hay caminos que parecen derechos, pero al final de ellos está la muerte».

►Juan 16: 33
«Les digo todo esto para que encuentren paz en su unión conmigo. En el mundo, ustedes habrán de sufrir; pero tengan valor: yo he vencido al mundo».

►Juan 14: 27
«Les dejo la paz. Les doy mi paz, pero no se la doy como la dan los que son del mundo. No se angustien ni tengan miedo».

►Santiago 2: 5
«Queridos hermanos míos, oigan esto: Dios ha escogido a los que en este mundo son pobres, para que sean ricos en fe y para que reciban como herencia el reino que él ha prometido a los que lo aman».

►1 Juan 2: 15-17
«No amen al mundo, ni lo que hay en el mundo. Si alguno ama al mundo, no ama al Padre; porque nada de lo que el mundo ofrece viene del Padre, sino del mundo mismo. Y esto es lo que el mundo ofrece: los malos deseos de la naturaleza humana, el deseo de poseer lo que agrada a los ojos y el orgullo de las riquezas. Pero el mundo se va acabando, con todos sus malos deseos; en cambio, el que hace la voluntad de Dios vive para siempre».

►1 Juan 4: 4
«Hijitos, ustedes son de Dios y han vencido a esos mentirosos, porque el que está en ustedes es más poderoso que el que está en el mundo».

(Versículos adicionales: Salmos 4: 1; 84: 12; 112: 1; 119: 1, 2; 128: 1; Proverbios 8: 32; Mateo 5: 3-12).



Jueves
¿QUÉ TIENE QUE VER CONMIGO?

Todos sentimos el deseo de ser felices porque Dios colocó ese deseo en lo más profundo de nuestro ser. La vida en el reino de Dios puede parecernos extraña, pero mientras más pensemos en ese reino, más real nos parecerá. El otro reino es un lugar donde no existe la misericordia, sino solo el amor al poder. En ese reino, cada uno vela por sus propios intereses y nunca piensa en los demás. Se trata de un lugar muy desagradable.

En las bienaventuranzas Dios parece darnos una pequeña muestra de lo que será nuestro hogar en el cielo. Es allí donde parece recordarnos que no tenemos que hacer de este mundo nuestro hogar permanente, porque nuestro verdadero hogar está en otro lugar. Consideremos la recompensa de ser parte de ese reino como los herederos del Rey, los hijos de un Padre maravilloso. Dios quiere que experimentemos el mayor de todos los gozos, y aunque el camino hacia el reino tiene sus desafíos, ¡la aventura de formar parte de él es inigualable!



Viernes
¿CÓMO FUNCIONA?

Organicemos las bienaventuranzas (Mateo 5: 3-12) en orden de importancia para nuestra vida. En el cuadro de abajo, nombremos las tres bienaventuranzas que nos gustaría experimentar esta semana. En la segunda columna, centrémonos en un aspecto específico de nuestra vida (como por ejemplo en nuestro mejor amigo, nuestros maestros, en algún problema con nuestros padres o con alguien que nos odie, etc.). Podemos escribir el nombre de alguien a quien sabemos que tenemos que perdonar, o alguna parte de nuestra vida en la que tenemos que practicar la pureza o la humildad. ¡Tratemos de ser lo más específicos posible! Después de que hayamos puesto en práctica este comportamiento, escribamos en la última columna nuestra reflexión sobre lo que sucedió y la manera en que podemos seguir experimentando el gozo de ser agentes del reino de Dios.



https://recursosdesperanza.blogspot.com/2019/08/leccion-escuela-sabatica-adultos-esdras-y-nehemias.html https://recursosdesperanza.blogspot.com/2019/08/leccion-escuela-sabatica-adultos-esdras-y-nehemias.html https://recursosdesperanza.blogspot.com/2019/09/LES-01-esdras-nehemias.html

Dios lo bendiga!!!


Compartir

Postea un comentario:

0 comentarios:

Escribe tu comentario.